HABLANDO DE CREATIVIDAD

la creatividad en el marketing

Según la Real Academia De La Lengua Española dice que la creatividad es “la facultad de crear y capacidad de creación”; así como crear se define como “producir algo de la nada. Establecer, fundar, introducir por primera vez algo”.

Mercadotecnia está definida como “conjunto de principios y prácticas que buscan el aumento del comercio, especialmente de la demanda. Estudio de los procedimientos y recursos tendentes a este fin”.

El marketing pertenece al ámbito de las ciencias sociales en la cual engloba lo que es la sociología y la psicología enfocadas a lo que es la conducta del consumidor y todo el objetivo de esto es el uso de varias herramientas y técnicas para facilitar la toma de decisiones en el mundo empresarial.

Hoy en día tenemos miles de campañas de marketing, en las cuales teniendo una muy buena creatividad podemos llegar a calar mucho más a fondo dentro del público.

Uno de los beneficios que tiene tener una muy buena creatividad dentro del marketing es el poder llegar al público de maneras distintas, lo note y tenga una respuesta positiva.

Es muy importante que la persona que esté a cargo del marketing dentro de una empresa sea realmente creativa, ya que es una gran responsabilidad, puesto que tiene que saber el modo en el cual poder llegar al público al que vaya dirigido su producto, también tiene que contar con algunas cualidades como lo son el saber aceptar todo tipo de críticas, trabajar sobre presión, trabajar donde sea y el poder trabajar en más de una sola cosa.

También el proceso de la creatividad conlleva varias etapas, las cuales son:

  • Identificación: Antes de cualquier comienzo debemos de ver cuál es el tipo de proyecto que vamos a realizar y el problema que tenemos que resolver.
  • Preparación: Es la búsqueda de información para posibles soluciones al proyecto.
  • Incubación: Después de la recolección de información sigue el proceso de ver cuáles de las soluciones encontradas serían las mejores para nuestro proyecto.
  • Calentamiento: Es cuando hemos elegido la solución para nuestro proyecto.
  • Iluminación: Una ve elegida nuestra solución le damos ideas a la solución para poder llegar a una conclusión concreta.
  • Elaboración: Es la construcción de la solución.
  • Verificación: Es el proceso de llevar acabo tu proyecto.

La mayoría de las empresas que poseen una filosofía creativa siempre tienen planes estratégicos e innovación en sus objetivos.

La innovación y creación de nuevos productos siempre va a conllevar un riesgo, por lo cual siempre tenemos que estar conscientes de que somos propensos al fracaso; pero así como también hay fracasos, también hay muchos beneficios como solucionar necesidades no atendidas en el mercado, dinamizar ventas, diferenciarse de la competencia, fidelizar a los clientes, entre muchas más y eso es en el aspecto hacia público, pero también tenemos beneficios internos que son el lograr mayos conexión del equipo de trabajo, desarrollo de mejores propuestas, mayor resistencia a las crisis, retención de talente, etc…

Y en conclusión de todo esto podemos afirmar que la creatividad y el marketing se llevan de la mano, ya que con ello logramos la creación de nuevos productos, así como la atención del consumidor, donde la creatividad carga con un gran papel.

POR ARQ. DAVID GARCÍA

DIRECTOR DE ARQUITECTURA Y PROYECTOS

JADISH GROUP SA DE CV

Anuncios

Marketing 2013

Image
Todos los años se repiten listas con los pronósticos a tener en cuenta para los siguientes 12 meses. En materia de Marketing mucho se ha dicho sobre nuevas tendencias pero poco sobre los cambios que deberán enfrentar las organizaciones si quieren mantener su ventaja competitiva, al menos en lo que a campañas promocionales se refiere. Aquí cinco tendencias en marketing para este año, para pensar, aplicar y crecer: 
 
1) Utilización inteligente de las redes sociales
 
En los últimos años casi todas las empresas han iniciado el proceso de tener presencia en redes sociales. Hay mucha presión de la gente de Marketing de tener un perfil activo en todas y eso puede resultar abrumador, especialmente porque siempre hay una nueva red social nueva y de moda. La clave este año será utilizar las redes sociales inteligentemente: las organizaciones, pero especialmente las Pyme, deberán ser más inteligentes al escocer en qué plataformas desarrollar la comunicación con sus audiencias. La realidad es que no todas serán perfectas para todos los negocios y achicar la cantidad permitirá establecer vínculos más fuertes y generar retornos rápidamente. 
 
2) La clave es la simplicidad
 
Los consumidores están exhaustos: todos los días se ven sobreestimulados a través de sus diferentes dispositivos por la publicidad, las redes sociales y los creadores de contenido online. Lo cierto es que las campañas más exitosas serán, en 2013, aquellas que sean simples pero que  también promuevan un estilo de vida más simple. Empezar por una mejor atención al cliente puede ser el primer paso. 
 
3) Las campañas pasaron de moda
 
En teoría crear campañas publicitarias es fantástico. El problema es  que implica muchas actividades de marketing y no tiene en cuenta la necesidad de los consumidores de tener información en tiempo real. En los últimos años las campañas han integrado a las redes sociales pero, de 2013 en adelante, esas plataformas serán el foco y no el complemento.
 
4) Marketing para crear mayores retornos
 
Increíblemente el 73% de los ejecutivos no cree que el marketing contribuya a crear mayores retornos, según un estudio de Fournaise Marketing. ¿Cómo puede ser esto? Claramente esta tendencia morirá por su propia lógica: las campañas de marketing deben ser medidas por el retorno que generen, es decir, en las ventas que logren. 
 
5) El futuro es móvil
El año pasado se vendieron más teléfonos inteligentes que computadoras. Claramente la palabra ?móvil? se empezará a escuchar cada vez con más fuerza aunque lo cierto es que la mayoría de las compañías todavía no han hecho inversiones significativas en este terreno. Claramente el que ríe último ríe mejor: este será el item clave a tener en  cuenta en 2013 y en los años venideros.

10 Consejos útiles de marketing

Hoy, el arte de hacer actividades de marketing es mucho más complejo de lo que era antes. Sin embargo, siguen válidos muchos de los grandes principios de siempre.

Con demasiada frecuencia los profesionales de la actividad y los pequeños anunciantes descuidan las técnicas básicas que han significado la diferencia entre campañas exitosas y fracasos. Aquí diez consejos básicos:

Conozca a su audiencia. Las campañas triunfan porque los anunciantes conocen a sus públicos. Comprenden sus necesidades, saben cómo satisfacerlas y cómo crear demanda. Conocer y comprender a su audiencia mediante una adecuada segmentación de mercado significa una campaña muy bien orientada que genera retornos.

Enfóquese en la oferta. Un ofrecimiento de marketing es el impulso que hace que las promociones den resultado. En realidad, los testeos de marketing han demostrado que la oferta es el criterio más importante para la conversión. Enfóquese en su oferta si quiere triunfar.

Separe la prueba. Nunca se lance a una campaña sin testear algo antes. Uno de los testeos más comunes es el de la prueba partida que le permite testear simultáneamente dos versiones de algo. Puede ser una página web, una postal un email. La prueba partida es fundamental para mejorar desempeño.

Nunca trabaje solo. Las ideas más creativas provienen de trabajar con otra gente creativa. No sienta la necesidad de tener todas las respuestas o las grandes ideas. Puede comenzar con una idea, pero el diálogo abierto con otros individuos creativos la van a mejorar.

No se apoye en el precio. Si pone el acento en el precio seguramente terminará en una guerra de precios y bajará su rentabilidad. Concéntrese mejor en crear tanto valor que la percepción del precio se vuelva insignificante.

Envíe mensajes consistentes. Deténgase a pensar en la total experiencia del usuario antes de lanzar una campaña. Desde el email hasta la página web y la oferta. ¿El usuario va a tener una experiencia consistente? Si la respuesta, es sí, sus campañas van a tener 98% de probabilidades de éxito.

Cree valor después de la venta. Como especialistas en marketing, nuestra tarea es entender nuestro segmento de mercado y crear relaciones, no plantar a la gente a la puerta de nuestra tienda una vez que ha comprado. Concéntrese todo lo que pueda en entablar relaciones con sus clientes como lo hace con los que todavía no lo son.

Testee
. Además de hacer la prueba partida, debería considerar múltiples formas de testear en cada disciplina de marketing. Para correo directo, chequee los títulos, ofertas, texto, tiempo de entrega, etc. Considere que el testeo es la misión permanente en su vida.

El marketing integrado es lo que mejor funciona. No puede confiar sólo en una forma de marketing para lograr éxito. Use múltiples medios para lograr sus objetivos.

Nada reemplaza la experiencia. Usted puede contratar a los mejores consultores del mundo, pero igual tiene que hacer la tarea. Nada puede reemplazar a la verdadera experiencia personal.

Las marcas ante la nueva generación

Los niños que nacieron en los últimos cinco años entraron a un mundo de pantallas. Eso es algo que las marcas no deben olvidar a la hora de programar campañas.

Toda generación experimenta avances en tecnología que cambia la vida y las expectativas de la gente. Por lo general los niños nacen a un mundo tecnológico diferente del que tuvieron sus padres. Por lo general eso cambia la forma en que descubren, consumen y comparten contenido e información.

A los niños que nacieron en los últimos tres a cinco años se los comienza a llamar, en el mundo anglosajón, Generación S (por screen, pantalla). Aparecieron en escena durante una de las revoluciones tecnológicas más grandes de la era digital. En el último año 27% de todos los televisores vendidos salieron preparados para Internet; también en el último año se vendieron 60 millones de tabletas y 2.000 millones de teléfonos inteligentes en todo el mundo. Estos niños llegaron a un mundo en el que las pantallas se usan para trabajar, para entretenerse, para educarse y para comprar. Pantallas que achican el mundo y hacen que prácticamente todo sea accesible.

La generación S nunca conocerá un mundo sin pantallas, sin conexión permanente, sin cámaras para capturar, interactuar, compartir y conectarse con otros, en forma instantánea. Niños de tres años pueden navegar un iPad con los dedos mejor que un adulto. Ellos pasan su dedo por la pantalla del televisor o de una laptop esperando ver algo como resultado. Si no lo ven, se desilusionan. Las pantallas, para ellos, deben reaccionar al tacto. El teclado y el mouse les resultan extraños y muy pronto lo serán también los controles remotos.

Para que las marcas, los anunciantes y los minoristas mantengan relevancia con este público que aspirará a hacer todo a través de una pantalla necesitan concebir de otra manera la forma de hacer llegar contenido o información. Esto significa crear y rediseñar sitios para estar donde estén los consumidores y asegurar una experiencia relevante de marca que faciliten las transacciones y la comunicación con esos nuevos consumidores.

Es hora de que las marcas se pongan a observar todo lo que está ocurriendo y comiencen a pensar en sitios, aplicaciones y mensajes que sean no sólo para padres sino también para niños. Rodo esto está al comienzo, pero la generación S comienza a crecer y en pocos años tomará decisiones. Las marcas deben ir preparándose.

La diferencia entre publicidad y marketing

Hay bastante confusión entre marketing y publicidad. Si bien ambos componentes son muy importantes, las diferencias son grandes. Primero, las definiciones formales de cada uno y luego la explicación de las diferencias.

Publicidad: el anuncio, pago, público, no personal de un mensaje persuasivo por un auspiciante identificado; la presentación no personal o promoción por una firma de sus productos a sus clientes existentes o potenciales.

Marketing: La planificación, implementación y control de una combinación de actividades comerciales que se proponen reunir a compradores y vendedores para un intercambio o transferencia de productos de conveniencia mutua.

Luego de leer ambas definiciones, dice Laura Lake, autora del artículo que se resume aquí, es fácil comprender que la diferencia puede inducir a error. Tanto es así que mucha gente cree que ambas cosas son lo mismo.

Publicidad es uno de los componentes del proceso de marketing. Es la parte que tiene a su cargo que se haga público el negocio, producto o servicio. Es responsable de idear las estrategias para colocación del aviso, frecuencia, etc. Incluye la colocación de un aviso en medios como diarios, carteles, carteleras, televisión, radio e Internet. Es el gasto más grande de muchos planes de marketing. Luego le sigue relaciones públicas e investigación de mercado.

La mejor forma de distinguir entre marketing y publicidad es pensar en el marketing como una torta cortada en porciones. Una de ellas es publicidad, otra es investigación de mercado, relaciones públicas, precio de producto, distribución, soporte al cliente, estrategia de ventas y participación de la comunidad. Publicidad es sólo un trozo en la torta de la estrategia. Todos estos elementos deben por un lado trabajar independientemente pero por otro trabajar al unísono en pos de un objetivo. Marketing es un proceso que lleva tiempo y puede necesitar horas de investigación para que el plan general sea eficaz. En otras palabras, es todo lo que hace una organización para facilitar un intercambio entre la compañía y el consumidor.

¿Qué quiere la generación del milenio?

En el mercado laboral estadounidense hoy hay más trabajadores pertenecientes a la generación Y que a la de Babyboomers. Entender qué quieren es la clave para atraerlos y mantenerlos en una empresa.

No es el mejor momento histórico para ser joven. Aunque hoy la fuerza de trabajo está representada en 80 millones por la generación X, una parte importante de la población menor a 30 años sufre como ningún otro grupo etario las consecuencias de la crisis. Esta generación tiene, por lo tanto, una mirada particular sobre la dinámica laboral.

Esta perspectiva particular no sirve de mucho si son los babyboomers quienes todavía tienen las llaves del negocio. Sin embargo, si éstos quieren atraer y mantener a la nueva y más innovadora generación, deben, primero, entenderlos. ¿Qué quiere la generación del milenio?

Gratificación instantánea, acceso a la última tecnología, buenos mentores y necesidad de feedback.

La generación Y ha sido criada bajo el concepto de que la colaboración es buena. Han trabajo en grupos desde primer grado y entienden, gracias a las redes sociales, que esa colaboración puede ser rápida y eficiente. Por eso necesitan tanto la retroalimentación de buenos jefes. Al contrario de los babyboomers, que prefieren que les den una tarea y los dejen ejecutarla tranquilos, 80% de los chicos del milenio prefieren feedback y 75% dice necesitan mentores. Quieren saber qué hacer hoy, no dentro de seis meses cuando el trabajo esté completo. Para los gerentes esto plantea nuevos desafíos.

Código de vestimenta. 
79% de los chicos del milenio piensan que debería estar permitido usar jeans al menos alguna vez por semana, comparado con 60% de los babyboomers. 93%, de hecho, dijo que tener la libertad de vestirse cómo les da la gana los pone más cómodos. Las líneas entre el trabajo y la vida personal están comenzando a borrarse y entonces la necesidad de vestirse de manera casual aumenta.

El dinero no es todo.

Para muchos integrantes de esta generación el dinero no es todo. Aunque es innegable que el estimulo monetario contribuye a estimular a muchos, trabajar en un lugar que produzca más satisfacción a nivel moral o personal es más importante.

La importancia de la transparencia 
La forma de organización jerárquica no va bien con la generación Y, que tiende a ser más horizontalista. Es difícil de digerir para los jefes pero pronto deberán entender que una nueva forma de pensar los vínculos laborales se aproxima: para 2025 tres de cada cuatro empleados serán de la generación del milenio. En una economía que demanda innovación para sobrevivir, dar órdenes no es la solución de nada. Es importante tener una fuerza de trabajo que se haga cargo de sus contribuciones en términos de metas corporativas. Para lograrlo, no hay mejor herramienta que la transparencia.

El marketing de la sustentabilidad

Con un pie en la era “verde”, las empresas más activistas tienen que entender la importancia de proveer soluciones inteligentes que hagan hincapié en los beneficios para la salud y el medioambiente, no solamente apuntar a prohibir los productos menos sustentables.

Durante los años 80 la Primera Dama de Estados Unidos, Nancy Reagan, impulsó una campaña contra las drogas que supo ser popular: “Sólo dí que no” (Just say no). Aunque la campaña hoy es citada como ejemplo de cómo cambiar el comportamiento de las personas, lo cierto es que cuando los temas se centran en el clima, la salud y el bienestar social la cuestión se vuelve más compleja. No es simplemente “si” o “no”.

Los expertos indican que aunque un porcentaje de los consumidores están dispuestos a pagar por productos verdes, representan solo una porción pequeña del mercado. Para impulsar la venta algunos activistas pretenden la eliminación de algunos productos que no cumplen con los criterios de sustentabilidad. El argumento es simple: deshacerse de lo malo así los consumidores no tendrán opción y comprarán los buenos.

La prohibición de alcohol en los años 20 no ayudó a que la población rescindiera de ese placer. Si hay un mercado fuerte detrás, la prohibición se vuelve ineficaz porque crea un mercado negro que aumenta otros karmas sociales, como el crimen organizado.

Las empresas deben entender, entonces, que en un mercado competitivo, cualquier compañía que tome la decisión de eliminar productos y servicios que sus consumidores demandan se arriesga a efectos financieros desastrosos. Los esfuerzos para impulsar la sustentabilidad deben nacer de las ganas de las empresas de impulsar un consumo conciente de los recursos limitados del planeta.

“La mayoría de las personas probarán productos verdes si están a buen precio y los ofrece una marca conocida”, dijo Suzanne Shelton, una de las mayores especialistas en marketing verde del mundo. Sus estudios se centran en el rol de la comodidad y la conveniencia en la compra de productos sustentables. El slogan “si tenes frío ponete un sweater” tiene menos impacto que “si tenés frío compra un termostato inteligente que te permite estar caliente en invierno sin desperdiciar energía”.

Este argumento es razonable porque pone la carga de la decisión en el consumidor responsable. Si la marca cuenta con clientes con confianza entonces los mensajes sobre la sustentabilidad del producto serán escuchados. La idea es crear en ellos la fuerza para tomar las decisiones correctas y creer que, en el tiempo, estas decisiones se cementarán en la rutina de consumo. El éxito de una empresa verde está en hacer buenos productos y venderlos: hacerlos más atractivos es responsabilidad del marketing sustentable.