Las marcas ante la nueva generación

Los niños que nacieron en los últimos cinco años entraron a un mundo de pantallas. Eso es algo que las marcas no deben olvidar a la hora de programar campañas.

Toda generación experimenta avances en tecnología que cambia la vida y las expectativas de la gente. Por lo general los niños nacen a un mundo tecnológico diferente del que tuvieron sus padres. Por lo general eso cambia la forma en que descubren, consumen y comparten contenido e información.

A los niños que nacieron en los últimos tres a cinco años se los comienza a llamar, en el mundo anglosajón, Generación S (por screen, pantalla). Aparecieron en escena durante una de las revoluciones tecnológicas más grandes de la era digital. En el último año 27% de todos los televisores vendidos salieron preparados para Internet; también en el último año se vendieron 60 millones de tabletas y 2.000 millones de teléfonos inteligentes en todo el mundo. Estos niños llegaron a un mundo en el que las pantallas se usan para trabajar, para entretenerse, para educarse y para comprar. Pantallas que achican el mundo y hacen que prácticamente todo sea accesible.

La generación S nunca conocerá un mundo sin pantallas, sin conexión permanente, sin cámaras para capturar, interactuar, compartir y conectarse con otros, en forma instantánea. Niños de tres años pueden navegar un iPad con los dedos mejor que un adulto. Ellos pasan su dedo por la pantalla del televisor o de una laptop esperando ver algo como resultado. Si no lo ven, se desilusionan. Las pantallas, para ellos, deben reaccionar al tacto. El teclado y el mouse les resultan extraños y muy pronto lo serán también los controles remotos.

Para que las marcas, los anunciantes y los minoristas mantengan relevancia con este público que aspirará a hacer todo a través de una pantalla necesitan concebir de otra manera la forma de hacer llegar contenido o información. Esto significa crear y rediseñar sitios para estar donde estén los consumidores y asegurar una experiencia relevante de marca que faciliten las transacciones y la comunicación con esos nuevos consumidores.

Es hora de que las marcas se pongan a observar todo lo que está ocurriendo y comiencen a pensar en sitios, aplicaciones y mensajes que sean no sólo para padres sino también para niños. Rodo esto está al comienzo, pero la generación S comienza a crecer y en pocos años tomará decisiones. Las marcas deben ir preparándose.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s