“El viejo marketing directo sigue vivo”, dice Rapp

Stan Rapp, pionero del marketing directo, autor de seis libros y CEO de dos agencias de publicidad, hoyes una personalidad que figura en el Hall of Fame de la Direct Marketing Association. Aquí explica por qué cree que marketing digital es marketing directo.

Actualmente este ícono del marketing es CEO de Engauge, una agencia de marketing de relacionamiento total. Fundó l agencia Rapp Collins (ahora sólo RAPP) y fue CEO de McCann Relationship Marketing. Su último libro se titula Reinventing Interactive and Direct Marketing.

Rapp dice que Internet se ha convertido en el centro de nuestro universo personal y profesional. Es el agente que transformó el marketing directo. Si antes sólo 5% de los anunciantes usaban marketing directo, gracias a Internet, hoy es usado por 60% de los anunciantes. El verdadero cambio se produjo en 2004 con la llegada de la banda ancha; luego vinieron el video, You tube y Facebook. Estas tecnologías nivelaron la cancha para los pequeños anunciantes, que ahora podían hacer cosas que antes les estaban vedadas por el costo. Y así, con la explosión de los medios sociales, todos los anunciantes hacen marketing directo.

¿Por què? Porque es fácil llegar a un cliente nuevo y desarrollar una relación. Esa es una cancha donde los pequeños jugadores pueden participar. Internet permite el cambio del mensaje masivo al individualizado, interactivo y digitalizado Se hacen conocer usando los canales sociales. En Internet las marcas pequeñas pueden aspirar a competir con las grandes porque el mundo online les permite aprovechar sus fortalezas y compensar sus debilidades.

En primer lugar una empresa pequeña puede moverse y tomar decisiones con rapidez ,. Una grande, especialmente si maneja varias marcass, tiene miles de empleados que necesariamente generan una burocracia que conspira contra la celeridad. Primero una página en Facebook, luego un tweet, más tarde un video que llegue a 50 personas, luego a 1000 y tal vez a un millón. Todo es posible ahora.

Pero de todas maneras, para el pequeño anunciante no hay nada como enviar un mensaje personalizado en forma directa. El viejo marketing directo sigue vivito y coleando. Enviar una postal, ofrecer una bebida o una comida gratis. Quien no sale a hacerse conocer no logra que lo conozcan. No todo debe ser digital. Hay métodos viejos que siguen siendo muy eficaces y no hay por qué abandonarlos. Los avisos en los diarios, por ejemplo. Hay gente que los sigue mirando para ver lo que se ofrece en la comunidad.- Y la palabra que sigue reteniendo la magia de siempre es “gratis”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s